lunes, 1 de abril de 2013

El principio de realizabilidad múltiple, un modo de aproximarse al conocimiento de los artefactos

Por Diego Lawler

Articulo publicado originalmente en la Revista Iberoamericana de Ciencia, Tecnología y Sociedad Nº 19, Vol. 7, Diciembre de 2011





Hay una manera natural y directa de pensar sobre los artefactos técnicos: un artefacto técnico comprende una función o una pluralidad de funciones incorporada/s en una determinada estructura material.

Esta manera de pensar está implícita en la descripción que hace Herbert Simon sobre la actividad ingenieril de diseño y producción de objetos artificiales o sintéticos. Dice Simon: “Los objetos sintéticos o artificiales –y más específicamente objetos artificiales prospectivos que tienen propiedades deseadas– son el objetivo central de la actividad y habilidad de la ingeniería. El ingeniero, y en general el diseñador, se preocupa sobre cómo deberían ser las cosas, esto es, cómo deberían ser para alcanzar objetivos y para funcionar” (1969: 7). Y más adelante agrega: “Pero el diseño no se realiza hasta que hayamos descubierto al menos un sistema interno realizable que obedezca las leyes naturales ordinarias (p. 15). De esto se sigue que semejanzas funcionales entre dos artefactos técnicos no tienen por qué suponer una identidad de hecho en sus estructuras internas” (Simon, 1969: 21). Por consiguiente, dado un conjunto de propiedades funcionales (eso que se quiere que haga el artefacto técnico), hay distintas maneras de realizarlo. Si esta aproximación a los artefactos técnicos está correctamente orientada, las propiedades funcionales tienen un rasgo que las vuelve especial, a saber, que son realizables en estructuras materiales que podrían corresponderse con
propiedades físicas heterogéneas. Leer +

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Blogger news

Blogroll